El escritorio de Manuel Talens

 

La cinta de Moebius

 

por Pedro Poyato

  Portada de La cinta de Moebius

La cinta de Moebius
Alcal´┐Ż Grupo Editorial (2007)
190 p´┐Żgs.

    Cuando a las cosas se las llama por su nombre y, adem´┐Żs, el resultado est´┐Ż bien escrito, se convierte en literatura, porque la literatura como arte consiste en desrealizar la realidad para convertirla en ficci´┐Żn verdadera.
     

Estas palabras del arc´┐Żngel Gabriel, en un momento dado del relato, expresan ejemplarmente lo que para m´┐Ż es esta nueva novela de Manuel Talens que despu´┐Żs de unos meses de exitosa vida, se presenta hoy en C´┐Żrdoba.  

Si nos detenemos un momento en la imagen de la portada del libro, una transfotograf´┐Ża de La Anunciaci´┐Żn de Poussin, podemos ver en ella a un envejecido arc´┐Żngel Gabriel que en esta ocasi´┐Żn no hace llegar la palabra a Mar´┐Ża, pues la figura de ´┐Żsta ha sido sustituida por un ordenador en cuya pantalla brilla una cinta de Moebius, icono de un programa inform´┐Żtico, Yosoyelquesoy, con el que el arc´┐Żngel parece disponerse a trabajar haciendo uso para ello del teclado que tiene ante s´┐Ż.  

Este cruce de teolog´┐Ża y tecnolog´┐Ża, de religi´┐Żn y ciencia, preside la historia que el libro cuenta, una s´┐Żtira irreverente y divertida que, en palabras de Ricardo Senabre, reactiva la capacidad par´┐Żdica demostrada por Talens en La par´┐Żbola de Carmen la Reina y prolonga los juegos gr´┐Żficos y vanguardistas de Hijas de Eva; s´┐Żtira bajo la que subyace un diagn´┐Żstico implacable y desesperanzador del mundo globalizado que habitamos. 

El paro del arc´┐Żngel Gabriel, a quien Dios ha dejado sin trabajo tras la Anunciaci´┐Żn a la elegida Mar´┐Ża, le lleva a emplear su tiempo en la adquisici´┐Żn de una cultura literaria, filos´┐Żfica y cient´┐Żfica destinadas al servicio ´┐Żpues Gabriel practica el activismo- de una mejora celestial que pasa por desmontar la aristocracia de unos papas que, congregados en torno a un Dios en edad provecta, no han dudado pactar con el diablo la entrada en el cielo de malas mujeres a cambio de que el demonio controle la tierra. Este planteamiento permite al narrador hacer un recorrido por la historia con el fin de incorporar aquellos escritores, fil´┐Żsofos y cient´┐Żficos que, instalados ya en el cielo, han ido alimentando el saber de Gabriel a lo largo de los a´┐Żos, como tambi´┐Żn de algunos de los m´┐Żs destacados papas que, en esos mismos a´┐Żos, fueron tomando posesi´┐Żn en el reino de los cielos. El resultado de todo ello es una s´┐Żntesis ejemplar de los principales hitos de nuestra historia, de la cultura y de la iglesia, a trav´┐Żs de sus m´┐Żximos representantes, escritores, fil´┐Żsofos y cient´┐Żficos, por un lado, agrupados bajo el nombre de ´┐ŻClub de los Escritores Ser´┐Żficos´┐Ż, y por otro, del grupo papal, y del que se tiene buen cuidado en excluir a Juan Pablo I, quien dimiti´┐Ż del mismo en protesta por su asesinato en la tierra por los cardenales cuando iba a desenmascarar chanchullos vaticanos. 

Es as´┐Ż como en el relato aparecen, entre otros, los nombres del profeta Daniel, del Salom´┐Żn de El Cantar de los Cantares, de Virgilio, del an´┐Żnimo de El lazarillo de Tormes, o de Lope de Vega, Erasmo de Rotterdam, Galileo, Giordano Bruno, Marx, Kant, Moebius y Vel´┐Żzquez, as´┐Ż como los de los papas Alejandro VI, Le´┐Żn X y el ya mencionado Juan Pablo I. Al margen de las notas de humor que, dado el estatuto del universo narrado, salpican este modo tan singular de repasar una parte de lo m´┐Żs granado de la historia de nuestra cultura, como por ejemplo el contento que provoca en Gabriel la muerte y posterior incorporaci´┐Żn al cielo de Gutenberg por el descanso que las planchas de imprenta supusieron para sus plumas, ya gastadas por la artrosis; al margen de estos chispazos de humor, dec´┐Ża, lo que para m´┐Ż resulta m´┐Żs interesante son las continuas referencias a la teor´┐Ża del texto que el narrador introduce al hilo de lo que va narrando: as´┐Ż, a prop´┐Żsito del anonimato que el autor del Lazarillo quiso conservar a toda costa, se apunta que ´┐Żlo importante es la obra, no su autor´┐Ż, enunciado que destaca la preponderancia del texto en relaci´┐Żn al autor emp´┐Żrico y sus intenciones y circunstancias. Y m´┐Żs adelante, a prop´┐Żsito de la incorporaci´┐Żn del nuevo soporte al que obliga la difusi´┐Żn masiva de internet, se hace hincapi´┐Ż en que ´┐Żlo importante es el mensaje, no el medio´┐Ż, palabras que abogan por el di´┐Żlogo total entre las artes, m´┐Żs all´┐Ż de la especificidad de cada una de ellas. 

Y a prop´┐Żsito de Lope de Vega, el relato incorpora los versos que componen una de sus rimas sacras m´┐Żs conocidas, en una operaci´┐Żn de transtextualidad que se completa con la inclusi´┐Żn del rev´┐Żs par´┐Żdico de esos versos, el Soneto Putativo firmado por Gin´┐Żs de Avellaneda, seud´┐Żnimo surgido, como as´┐Ż lo deduce en su minucioso an´┐Żlisis el personaje del Brocense, de un juego entre apellidos que encuentra su prolongaci´┐Żn en el nivel discursivo del texto, concretamente en uno de los nombres barajados por el Abad de Rute como posible autor del citado soneto, Jenaro Carmona, seud´┐Żnimo con el que Manuel Talens rinde homenaje a su hermano, Jenaro, quien ya utilizar´┐Ża ese mismo apellido en un libro colectivo que conozco bien, C´┐Żmo se comenta un texto f´┐Żlmico, alusi´┐Żn que queda confirmada poco despu´┐Żs, cuando se advierte que Carmona huy´┐Ż a tierra helv´┐Żtica y sobre todo que gan´┐Ż a su amigo una copa de aguardiente con ´┐Żun soneto talensista en  espejo´┐Ż.  

La llegada al cielo de internet, que coincide con la entrada en coma de Dios, permite la incorporaci´┐Żn al grupo de los elegidos del fil´┐Żsofo Kant, que recomienda para el programa Yosoyelquesoy el logotipo de la cinta del matem´┐Żtico Moebius, y del pintor Vel´┐Żzquez ´┐Żdel que el texto destaca su fascinante logro de Las Meninas, donde, dando la vuelta a la convenci´┐Żn, es el modelo quien contempla al pintor representado-, adem´┐Żs del hacker John Carmichael Barlow, doble del estadounidense John Perry Barlow, encargado de poner a punto el citado programa, r´┐Żplica inform´┐Żtica de un Dios en estado comatoso. 

La lectura del pensamiento m´┐Żgico de la Iglesia a la luz de la ciencia preside el divertid´┐Żsimo segundo cap´┐Żtulo del libro, un ejercicio de teoficci´┐Żn cient´┐Żfica en el que, a partir de un original cruce del mundo celestial con el terrestre, son jocosamente deconstruidos tanto el dogma de la virginidad de Mar´┐Ża, fecundada por San Jos´┐Ż con el semen divinis que el Esp´┐Żritu Santo coloc´┐Ż en su uretra mientras dorm´┐Ża, como el s´┐Żmbolo de la consagraci´┐Żn, al ser ´┐Żsta utilizada para realizar un an´┐Żlisis de ADN al cuerpo de Cristo. Deconstrucci´┐Żn ´┐Żsta de la consagraci´┐Żn a la que se llega como consecuencia, seg´┐Żn es subrayado, en la l´┐Żnea te´┐Żrica del cap´┐Żtulo anterior, por el propio texto, de una operaci´┐Żn de semiosis que toma como punto de partida uno de los postulados te´┐Żricos de Umberto Eco: ´┐Żel referente no ha cambiado, pero s´┐Ż el contexto´┐Ż, enunciado, por cierto, que, traspasando el ´┐Żmbito de lo narrativo, preside la escritura misma del texto talensiano, al ofrecer ´┐Żste una lectura de determinados pasajes de la Historia Sagrada en el contexto de estos albores del siglo XXI presididos por las nuevas tecnolog´┐Żas.  

Este segundo cap´┐Żtulo del libro concluye con los informes m´┐Żdicos del Paracelsus Institut de Zurich, incorporados en su integridad, tal como fueron remitidos, v´┐Ża e-mail, por la doctora Ver´┐Żnica Isenring, directora del Instituto, al doctor Lucas Evangelista, por encontrarse ´┐Żste destinado a los cuidados de Dios Padre. Con estos informes cient´┐Żficos, que incluyen en su diagn´┐Żstico el Alzheimer de Dios y la imposibilidad gen´┐Żtica de paternidad cr´┐Żstica en San Jos´┐Ż, el texto de Talens se desentiende del relato, del discurso narrativo, para dar paso a otros tipos de discurso, as´┐Ż el discurso cl´┐Żnico de los informes anteriores, o el naturalista (en su vertiente zoliana, es decir, fotogr´┐Żfica), de impecable trazado en su descripci´┐Żn del estado en que qued´┐Ż el cuerpo desmembrado de Barlow tras ser brutalmente asesinado por la CIA, o, tambi´┐Żn, el que da forma a los mail intercambiados, variante cibern´┐Żtica del discurso epistolar, y que es tambi´┐Żn la modalidad discursiva que estructura el cap´┐Żtulo siguiente. Cap´┐Żtulo ´┐Żste en el que se realiza un an´┐Żlisis narratol´┐Żgico de la primera parte de la novela, poni´┐Żndose as´┐Ż en pr´┐Żctica ese postulado te´┐Żrico de Eco ´┐Żotra vez Eco- en el que se advierte que ´┐Żlos textos reflexionan sobre su propia escritura´┐Ż.

     Esta operaci´┐Żn de autoan´┐Żlisis textual permite a Talens barajar conceptos como enunciaci´┐Żn objetiva, o narrador omnisciente, o temporalidad del relato, o, tambi´┐Żn, proclamar las diferencias entre historia, narraci´┐Żn y relato; conceptos que son, as´┐Ż, definidos y luego aplicados al propio texto que se est´┐Ż escribiendo, en un notable ejercicio de narratolog´┐Ża. El enunciado anterior de Eco, que el relato pone en boca de Barlow, se completa con la referencia al di´┐Żlogo de un texto, no s´┐Żlo con ´┐Żl mismo, sino con otros textos, algo que tambi´┐Żn pone en pr´┐Żctica este libro, sembrado, desde su mismo comienzo, de hiperenlaces o enlaces o llamadas a otros textos, en Internet o en las bibliotecas.  

Tras este bucle semi´┐Żtico, el cap´┐Żtulo siguiente recupera el hilo del relato, pero ser´┐Ż s´┐Żlo moment´┐Żneamente, porque enseguida ´┐Żste da paso a un nuevo tipo de discurso, en este caso el period´┐Żstico, pues en esa forma se escriben los informes que rinden cuentas del estado deplorable del mundo globalizado que habitamos. Abandonando en este punto todo rastro de humor, el texto, a trav´┐Żs de seis demoledores informes, cifra en la globalizaci´┐Żn neoliberal la causa de una enfermedad que acabar´┐Ż llevando, en cuanto las reservas energ´┐Żticas se hayan definitivamente agotado, a la extinci´┐Żn del g´┐Żnero humano.  

Con un Dios en estado de coma y con su r´┐Żplica cibern´┐Żtica atacada por mutantes virus luciferinos ´┐Żreflejo metaf´┐Żrico en el cielo de lo que sucede en la tierra, con el que el relato retoma su cariz humor´┐Żstico- no resulta nada extra´┐Żo que el arc´┐Żngel Gabriel ´┐Żese arc´┐Żngel envejecido que aparece en la portada del libro-, tras desconectar el respirador de Dios, haga uso del teclado que tiene delante para eliminar as´┐Ż el programa Yosoyelquesoy.

´┐ŻLas tinieblas cubren de nuevo el abismo´┐Ż, dice en este punto el texto, y su escritura lo acusa pintando de un negro absoluto las p´┐Żginas siguientes, en una operaci´┐Żn que toma prestado un recurso cinematogr´┐Żfico como es el fundido a negro, destinado en este caso a inscribir ´┐Żque no escribir- ese abismo anunciado. Pero al margen de este di´┐Żlogo formal con el cinemat´┐Żgrafo, ´┐Żste, como no pod´┐Ża ser de otro modo, hab´┐Ża sido ya previamente convocado a prop´┐Żsito de la historia de la cultura que el texto incorpora a su tejido, un cine entonces representado por esa pel´┐Żcula imprescindible que es la chapliniana Tiempos modernos, por mucho que su t´┐Żtulo no sea citado expl´┐Żcitamente. 

En un final no exento de la iron´┐Ża que ha presidido el relato, Dios dispone as´┐Ż de una segunda oportunidad, como oportunamente recoge la Biblia de la Segunda Creaci´┐Żn del Mundo, texto que es incorporado a la novela en una nueva operaci´┐Żn de transtextualidad que incluye ahora no s´┐Żlo el correspondiente cap´┐Żtulo del ´┐ŻReg´┐Żnesis´┐Ż, sino tambi´┐Żn la portada misma del libro para que as´┐Ż, en una muestra m´┐Żs del humor que el relato destila, podamos leer en ella que se trata de una segunda edici´┐Żn ´┐Żrevisada y corregida por Dios Padre Todopoderoso´┐Ż. 

Finalizo ya. Despu´┐Żs de leer La cinta de Moebius, uno tiene la sensaci´┐Żn de que no s´┐Żlo sabe m´┐Żs de todos aquellos personajes que la pueblan, sino que tambi´┐Żn sabe m´┐Żs de s´┐Ż mismo y especialmente de la manera de ubicarse ante esa realidad de la que en la novela se habla, una realidad desrealizada pero a la vez penetrada de una palabra ´┐Żesto es la literatura como arte- que la convierte, como comenzaba diciendo al principio en una cita tomada de la propia obra, en ficci´┐Żn verdadera.
 

Fuente: Comunicaci´┐Żn personal del autor
 

Presentaci´┐Żn en la librer´┐Ża Bera (C´┐Żrdoba), 13 de febrero de 2008

 

Copyleft
Manuel Talens 2008