El escritorio de Manuel Talens

 

Para leer a Manuel Talens

por Viviana Campos

Buenos Aires (Argentina)

  

La cinta de Moebius
Alcal´┐Ż Grupo Editorial (2007)
190 p´┐Żgs.

 

El presente nos encuentra sumergidos en un gigantesco mundo de libros impresos en papel, digitales, fotocopiados, etc., etc. y etc.Portada de La cinta de Moebius Acorde a esta masividad y en relaci´┐Żn inversa a ella encontramos la calidad. Nunca ha existido desde que el hombre escribe tal cantidad de basura editada en m´┐Żltiples formas. Y a la vez, encontramos una merma en los h´┐Żbitos de lectura.

Por lo menos en Buenos Aires. Donde acaba de cerrar la 34 ´┐ŻFeria Del Libro´┐Ż, que no es m´┐Żs que la celebraci´┐Żn del consumo y no, justamente, de la lectura. Aqu´┐Ż, por ejemplo, tenemos tanta gente que quiere ´┐Żtrabajar de escritor´┐Ż que se tiene la fantas´┐Ża de que las letras y la fortuna son una y la misma. Los tiene sin cuidado que la literatura sea un arte. Por cierto, a sus editores, tambi´┐Żn. Esta sub especie argentinae, parece convencida de que escribir un libro es algo as´┐Ż como un deber. Siempre dispuestos al circo editorial, es f´┐Żcil encontrarlos en ferias, presentaciones y reality shows. Son m´┐Żs conocidos por sus caras que por sus obras. En general escriben (sic) una novela por a´┐Żo de dudosa originalidad, y con ella ganan un concurso de cabotaje. M´┐Żs parecidos a Versace que a Cervantes, invaden con sus opiniones sobre todo a cualquier desprevenido lector. No importa d´┐Żnde, pero opinan.

Mas hace unos a´┐Żos conocimos a Manuel Talens y, mientras el neoliberalismo destru´┐Ża un pa´┐Żs, el buen escritor curaba las heridas´┐Ż

Como corresponde, Manuel Talens no est´┐Ż dando vueltas por el mundo, se dedica a estar en el mundo, y por ello justamente puede escribir. No sab´┐Żamos nada de ´┐Żl, y nos sumergimos en su escritura. Despu´┐Żs supimos que era de Granada, que hab´┐Ża nacido en 1948 y que adem´┐Żs era traductor y periodista. Tan idealista que parec´┐Ża descender directamente del Caballero de la Mancha y tan racional como un cient´┐Żfico. Y as´┐Ż nos enteramos que era m´┐Żdico. Pero, por sobre todo, de una calidad humana que nos produce burbujas en el alma. No todo esta perdido.

Su ´┐Żltima novela, ´┐ŻLa Cinta de Moebius´┐Ż, f´┐Żbula, como ´┐Żl mismo la llama, es un experimento brillante. Con iron´┐Ża y buen gusto, el autor nos conduce, por medio de la mitolog´┐Ża judeo cristiana, a trav´┐Żs de la triste historia del mundo; por dichos mitos propiciada, dicho sea de paso. El lenguaje din´┐Żmico y sencillo le dan a la obra agilidad, transparencia´┐Ż, ´┐Żluz ang´┐Żlica´┐Ż ser´┐Ża lo correcto. Y es as´┐Ż como de pronto nos encontramos en el cielo, asistiendo al Alzheimer de Dios y a las nuevas tareas del arc´┐Żngel Gabriel, por muchos siglos desocupado.

No se puede delimitar en una rese´┐Ża la profundidad de una novela corta e intensa como la presente. Porque en pocas p´┐Żginas Manuel Talens logra informar al distra´┐Żdo, alegrar al amargado, producir gozo est´┐Żtico ante el don de la palabra, y como si todo esto fuera poco, tambi´┐Żn entretener al lector.

Entre otros efectos maravillosos que van a descubrir los lectores, hay uno que no quiero dejar de mencionar: con ´┐ŻLa cinta de Moebius´┐Ż Manuel Talens nos presenta un libro ideal para aquellos que no se regodean con el h´┐Żbito de la lectura, en general, los m´┐Żs j´┐Żvenes espantados ante tanto desperdicio editorial, o aquellos que por la misma raz´┐Żn perdieron el h´┐Żbito.

P´┐Żrrafo aparte merece el dise´┐Żo, una peque´┐Ża joya editorial, desde la portada a los interiores, el buen gusto necesario para soportar las buenas palabras. Como buena novela corta, cuando est´┐Żn bien escrita, produce en el lector ganas de m´┐Żs, y sobre todo de leer m´┐Żs a Manuel Talens. Es recomendable entonces que se den una vuelta por su novela anterior, ´┐ŻLa par´┐Żbola de Carmen la Reina´┐Ż. Para m´┐Ż, una explosi´┐Żn de literatura. Aqu´┐Ż Talens es m´┐Żs barroco; centrado en un pueblo, en un grupo de familias campesinas, nos cuenta los avatares de su ´┐Żltimo siglo (XIX) a trav´┐Żs de mil y una historias. Risue´┐Żas, a veces no tanto, pero sin abandonar el tono coloquial, con ´┐Żparticipaciones especiales´┐Ż que van a asombrar a m´┐Żs de de un lector. Pero nada m´┐Żs, el desaf´┐Żo de esta novela es leerla. Es uno de esos casos en los cuales todo lo que se diga est´┐Ż de m´┐Żs y la experiencia personal ante esta obra puede llegar a producir cambios inesperados en el lector, desde emocionarse hasta dar con las l´┐Żgrimas, o llorar abiertamente´┐Ż por el mundo.

Si quieren algo m´┐Żs: ´┐ŻHijas de Eva´┐Ż (novela), ´┐ŻVenganzas´┐Ż (relatos), entre otros libros.

Es dif´┐Żcil prescindir de Manuel Talens cuando se lo conoce. Por estas tierras hay unos versos de uno de los grandes poetas argentino, Don Manuel J. Castilla, que dice:

´┐ŻArenosa, arenosita
Mi tierra Cafayete´┐Ża
El que bebe de su vino
Gana sue´┐Żo y pierde pena´┐Ż

As´┐Ż, esa es la experiencia al leer a Talens.
 

Fuente:  http://la2revelacion.com/?p=226, 23 de mayo de 2008

 

La2Revelaci´┐Żn, 23 de mayo de 2008

 

Copyleft
Manuel Talens 2008